«La progresiva implantación mundial del GHS hará que soluciones como eQgest sean una solución para cualquier empresa del sector químico»

Los diferentes cambios de normativa que la Unión Europea ha ido introduciendo en la legislación comunitaria, dentro del sector químico y afines, hacen necesaria una herramienta que aporte soluciones a todas las etapas de la gestión documental de sustancias y mezclas. eQgest aporta la coherencia necesaria a toda la documentación relacionada con la clasificación, el etiquetado y los procesos logísticos.

Para solventar la problemática que los cambios legislativos introducen en el sector químico y en el transporte de sus productos, se hace necesario contar con una solución fiable y eficiente. eQgest no solo solventa la modificación de la reglamentación de obligado cumplimiento desde el 1 de junio de 2015, sino que también simplifica el proceso de gestión de la clasificación de sustancias y productos, así como la creación de toda la documentación relacionada.

Entrevista a José Olmo, creador del software eQgest

Hablamos con José Olmo, el creador de eQgest, sobre los retos a los que se enfrenta el sector de la industria química ante la convergencia de las normativas europeas con el Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (GHS) de las Naciones Unidas.

José Olmo, creador de eQgest y responsable del producto dentro del organigrama de CimKey.

José Olmo, creador de eQgest y responsable del producto dentro del organigrama de CimKey.

P. ¿Cuándo y por qué surgió eQgest?

R. En 1996 nuestra empresa se dedicaba exclusivamente al mercado de las soluciones ERP. A través de algunos de nuestros clientes pertenecientes al sector químico detectamos las problemáticas relacionadas con la gestión documental y la clasificación de sustancias y mezclas. Esa perspectiva de demanda para este tipo de soluciones fue el germen del proyecto eQgest. En tan solo un año desarrollamos un producto básico con el que dar servicio a los clientes que ya estaban en cartera. Posteriormente fuimos mejorando el producto hasta su lanzamiento definitivo durante la feria Expoquimia’99, con el objetivo de comercializarlo de forma generalizada.

P. ¿Qué necesidades cubrió o necesitaba cubrir en ese momento inicial?

R. En aquel momento la principal necesidad de las empresas pertenecientes al sector químico era clasificar los distintos productos y generar las etiquetas y Fichas de Datos de Seguridad correspondientes. En este sentido, la primera versión del programa solo permitía llevar a cabo una gestión básica: no había control de versiones ni idiomas, el gestor de etiquetas era más simple, etc. Las siguientes versiones fueron incorporando más funcionalidades a medida que la normativa se iba actualizando con nuevas exigencias de obligado cumplimiento.

P. ¿De qué manera ha ido adaptándose el programa a los cambios legislativos? ¿Y cómo ha recibido el mercado esa adaptabilidad? ¿Es complicado explicar a los clientes que necesitan realizar actualizaciones? ¿Están preparados para asumirlas?

R. La adaptación a los cambios legislativos es siempre complicada. Desde el primer momento supimos que los habría y por eso diseñamos el software con una arquitectura flexible que permitiera introducir nuevas funcionalidades fácilmente. En un principio las empresas concebían eQgest como una herramienta para crear toda la documentación. De ahí que la gestión de revisiones no fuese un tema prioritario a tener en cuenta. Muchas veces había empresas que decían –ya tengo hechas las FDS, entendiéndolo como algo estático. Consecuentemente, el proceso de adaptación de las empresas a la normativa actual ha sido muy lento.

P. ¿Cuál fue la respuesta del sector químico ante una solución de estas características? ¿Podemos hablar de éxito?

R. La respuesta siempre fue muy positiva. Desde el principio eQgest despertó mucho interés en todas las empresas que recibían información, solicitando ya de entrada una demostración específica del programa. Durante la presentación en Expoquimia ’99 se cerraron una veintena de operaciones en la misma feria. En términos relativos se puede hablar de éxito porque es un producto que venía a cubrir una necesidad real de las empresas del sector, aunque en 1.999 esa necesidad no era comparable a la que los recientes cambios normativos han creado.

P. ¿En qué otros sectores está presente eQgest?

R.  A fecha de hoy en casi todos los sectores; sin embargo, yo establecería dos grupos:

El primero lo formarían aquéllos en los que estamos presentes desde el principio: Pinturas y barnices, adhesivos, detergencia, productos de limpieza y materias primas base. En definitiva, sectores que históricamente han tenido que cumplir con normativas específicas al manipular productos de mayor riesgo y por recibir continuas inspecciones de la administración.

El segundo lo formarían los sectores que yo llamaría «emergentes». Los que, por ser de menor riesgo o por no estar bien definidos, han estado históricamente un poco al margen a pesar de estar igualmente regulados. Desde la publicación del REACH han tenido que adaptarse: productos alimentarios (aromas y sabores), esencias y perfumes, alimentación animal, cosmética, productos para la industria cerámica y otros.

P. ¿Cuáles son los beneficios que aporta una solución como eQgest?

R. eQgest es una solución a las continuas actualizaciones de la normativa y a la cantidad de documentación que ésta requiere. Dependiendo del tamaño de la empresa podríamos decir que la necesidad es diferente.

Las pequeñas y medianas empresas no tienen recursos. Normalmente disponen de una única persona con capacidad para gestionar la documentación, pero como su función principal es más bien técnica y de producción, este tema pasa a ser de carácter secundario. Es entonces cuando una inspección puede derivar en una situación crítica para la empresa.

Por el contrario, las grandes empresas sí disponen de los suficientes recursos para conocer la normativa y necesitan que la documentación fluya en sus propios procesos de gestión. Una herramienta que se integre plenamente en su ERP como eQgest con su versión GreenBox es una solución adecuada a esta demanda.

P. ¿Qué ventajas ofrece eQgest a sus usuarios?

R. Con el estado actual del producto y del servicio podemos destacar dos elementos fundamentales de eQgest:

Por un lado su sencillez de manejo debido a un funcionamiento muy coherente e intuitivo del programa, ampliamente corroborada por la experiencia de los usuarios.

 Por otro lado la vinculación de datos también es clave. En muchos casos el cliente solicita esa función para poder suministrar a eQgest toda la información directamente desde el propio ERP de la empresa. La adaptabilidad de nuestro programa permite esa conexión a un coste ajustado.

P. ¿En qué aspectos está evolucionando eQgest?

R. Aunque la adecuación al CLP el pasado 1 junio de 2.015 ha supuesto un hito muy importante, los cambios normativos no han acabado. Además, hay que tener en cuenta que cuando hablamos de CLP nos estamos refiriendo estrictamente a la legislación de ámbito europeo. Nuestro reto más importante será la adecuación de eQgest a la normativa GHS específica de cada uno del resto de países no europeos.

P. Además de la industria química y de los sectores que ha citado anteriormente, ¿en qué otros sectores puede aportar valor eQgest?

R. eQgest trata básicamente la seguridad del producto e influye en muchos aspectos de la gestión de la empresa: ADR en logística, FDS y etiquetas en prevención de riesgos, etc. Como los documentos que afectan a las distintas áreas deben ser coherentes, eQgest permite ser el núcleo que recoge todos los cambios normativos y los repercute a cada producto editando los documentos necesarios para cada acción. La emisión efectiva de dichos documentos puede realizarla el propio programa eQgest. En caso contrario deberá establecerse un procedimiento de integración que garantice esa coherencia.

P. ¿Qué papel cree que soluciones como eQgest van a tener en el entorno normativo europeo y mundial a nivel de seguridad? ¿Van a ser tenidas en cuenta por las administraciones responsables de la legislación aplicable a los sectores que nos ocupan?

R. Creo que la progresiva implantación global del Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (GHS) de las Naciones Unidas hará que soluciones como eQgest sean una necesidad en cualquier país.

La Administración, al menos en Europa, es cada vez más consciente de que gestionar toda esta normativa requiere herramientas informáticas eficientes. En unos años ha cambiado el discurso: de no considerarlas o incluso de insistir en la gestión manual a cargo de una persona cualificada se ha pasado a la recomendación de utilizar herramientas informáticas por parte de personas formadas en la materia.

Cumplir con los reglamentos comunitarios en el sector de los productos afectados por las normativas CLP y REACH es muy fácil. Utilizando el software eQgest se emiten todas las fichas y etiquetas necesarias para su correcta manipulación, transporte y almacenaje.

Cumplir con los reglamentos comunitarios en el sector de los productos afectados por las normativas CLP y REACH es muy fácil. Utilizando el software eQgest se emiten todas las fichas y etiquetas necesarias para su correcta manipulación, transporte y almacenaje.

P. A nivel legal, ¿qué garantiza eQgest?

R. En primer lugar la seguridad de cumplir con la normativa permitiendo a las empresas que afronten con garantías la compleja adaptación a la nueva reglamentación vigente.

En segundo lugar la coherencia en la documentación, ya que ofrece un sistema que recoge los diversos cambios y emite todos los documentos (cartas de portes, etiquetas, FDS, fichas toxicológicas) minimizando el riesgo de envío de documentación errónea. Aquí radica la ventaja de la integración.

P. ¿Cuál es el grado de satisfacción del usuario o cliente después de implantar eQgest en su sistema de gestión?

R. En general el feedback es muy positivo ya que los clientes suelen hacer una buena valoración de eQgest. En los casos que implican una integración de sistemas, el buen rendimiento del programa también se traduce en una alta fidelización del cliente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *